TUMBA DE MIRALPEIX

 

english version

 

 

 

 

Este monumento funerario romano fue trasladado en 1962 a su actual ubicación en Caspe a consecuencia de las obras del pantano de Mequinenza, por el cual habría quedado anegado.  Su ubicación real era el paraje llamado “El Mas de los Tumberos” o también “La Tumba”, en una casa de campo en la orilla izquierda del Ebro, al noroeste del puente que actualmente cruza el río, en la zona llamada “Soto del Suelto”, cerca de un viejo pueblo llamado Miralpeix.

 

Tumba de Miralpeix en su ubicación en Caspe.  (Foto:  Roberto Lérida Lafarga 01/03/2008)

 

 

 

El edificio en su interior sería semejante al mausoleo de Fabara, con una cella o naos, bajo la cual se encontraría el conditorium para depositar los restos del difunto.  Del edificio sobreviven tres muros, dos de los cuales son los contrafuertes de una bóveda de cañón con grandes dovelas y son más gruesos en la parte baja correspondiente al conditorium, donde los sillares son más grandes, y el tercero de los muros que por su altura sólo sería el muro del conditorium.  Los muros están hechos con grandes sillares de piedra arenisca perfectamente cortados y escuadrados que se asientan perfectamente en hileras sin necesidad de unión con opus caementicium, es decir, siguen la técnica de opus quadratum; para unirlos se utilizarían grapas de hierro.

 

Detalle de la bóveda de cañón con grandes dovelas.  (Foto:  Roberto Lérida Lafarga 01/03/2008)

 

 

 

En las esquinas de las fachadas laterales con las fachadas principal y posterior se pueden observar columnas esculpidas en los sillares, acanaladas con cuatro estrías, no exentas y rematadas con capiteles corintios con sus hojas de acanto.

 

Detalle de la decoración de las columnas angulares.  (Foto:  Roberto Lérida Lafarga 01/03/2008)

 

 

 

Como en el mausoleo de Fabara, en las fachadas laterales una moldura de filetes y gola separa el plinton –en el interior el conditorium- del cuerpo de la fachada –en el interior la cella-.

Por su estructura, forma y decoración, así como el contexto histórico, ha sido datado en el siglo II d. C.

 

Conditorium (Foto:  Roberto Lérida Lafarga 01/03/2008)

 

 

 

De un paraje muy cercano proceden los escasos restos del mausoleo de la ermita de Santa María de Horta, cuyo emplazamiento fue anegado también por las aguas del pantano; unos pocos restos están custodiados por el ayuntamiento de Caspe, si bien lo conocemos por una descripción de Vicencio Juan de Lastanosa (1607-1681), que lo vio en el siglo XVII y lo dibujó, y por otra de Mariano Valimaña en el s. XIX.  Su aspecto, como se puede comprobar, era muy semejante al de la Tumba de Miralpeix, por lo que en ocasiones se han confundido en su identificación.

 

Dibujo del Mausoleo de Santa María de Horta según Vicencio Juan de Lastanosa en el siglo XVII.

 

 

 

 

 

FUENTES:

- MELGUIZO AÍSA, Salvador: Mausoleo de Fabara, Zaragoza, 2005