EL PANTEÓN  ROMANO:

LOS DIOSES  OLÍMPICOS EROMA

 

english version

 

Ante la ausencia de una mitología propia y ante el influjo cultural griego, lo que hicieron los romanos, receptivos a cultos y religiones extranjeros, fue calcar los dioses olímpicos griegos y algunos otros más y pasarlos a Roma con equivalentes de sus propias divinidades romanas.  No obstante, la introducción de los dioses griegos se la debemos en parte a los etruscos que a partir del siglo VI a. C. transmitieron tales influencias griegas y otras propias etruscas a los romanos configurándose el Panteón de los dioses romanos.

 

 

 

Urano, del griego Ορανός, fue identificado con el Cielo.  Por su parte, Cronos, del griego Κρόνος, confundido con frecuencia con Χρόνος –Tiempo-, es, no obstante, el dios del tiempo y fue destronado por su hijo Zeus y fue asimilado por los romanos a Saturno, una divinidad romana al parecer vinculada primitivamente con la recolección de las cosechas en una Edad de Oro anterior a la época en que surgió la agricultura.

Cuadro titulado "Saturno devorando a un hijo", Francisco de Goya. 

Museo del Prado (Madrid)

 

Zeus, del griego Ζεύς, dios de las tormentas y del rayo, tiene como equivalente romano a Júpiter –en latín Iuppiter, compuesto de la misma raíz indoeuropea que Ζεύς, *dyew más la palabra latina también indoeuropea pater<*pəter- y el dios más importante y poderoso del Olimpo griego y de la Triada Capitolina clásica romana con Juno y Minerva.

Estatua de bronce de Zeus o Poseidón; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

 

 

Poseidón, del griego Ποσειδν, dios de las aguas y terremotos, hermano de Zeus, tiene como equivalente romano a Neptuno.

Estatua de bronce de Zeus o Poseidón; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

Hades, del griego Αδης, dios de las almas de los muertos y del mundo subterráneo, hermano de Zeus, tiene como equivalente romano a Plutón.

Sarcófago donde se representa, en el centro,  el rapto de Perséfone por Hades.  Museo Nacional de Arqueología de Tarragona.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 06/06/2008)

 

 

 

Hera del griego ρα, diosa del matrimonio y de las mujeres, hermana y esposa de Zeus, tiene como equivalente romano a Juno; no obstante la primitiva Juno romana parece estar vinculada a los jóvenes guerreros; forma parte de la Triada Capitolina clásica romana con Júpiter y Minerva.

Busto de Hera conocido como Hera Ludovisi; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

Deméter, del griego Δημήτηρ, diosa de las cosechas y de los cereales, hermana de Zeus, tiene como equivalente romano a Ceres.

Estatua acéfala de Deméter-Ceres hallada en la villa romana de La Malena (Azuara, Zaragoza), datada en el siglo IV d. C.  Museo Provincial de Zaragoza

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

Hestia, del griego στιά, diosa del hogar, hermana de Zeus, tiene como equivalente romano a Vesta.

Estatua de Hestia; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

Ares, del griego ρης, dios de la guerra, hijo de Zeus y Hera, tiene como equivalente romano a Marte.

Estatua de Ares/Marte conocida Marte Pirro en los Museos Capitolinos, Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

Hefestos, del griego φαιστος, dios de la fragua, herrero y cojo, hijo de Zeus y Hera y esposo de Afrodita, tiene como equivalente romano a Vulcano.

Estatua de Hefesto/Vulcano.

 

Afrodita, de griego φροδίτη, diosa del amor,  surgida del semen y de los órganos sexuales de Urano, arrojados al mar por Cronos, esposa de Hefestos, tiene como equivalente romano a Venus.

Estatua de Afrodita/Venus conocida como Venus del Capitolio en los Museos Capitolinos, Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

Atenea, del griego Ἀθηνᾶ, diosa de la sabiduría y personificación de la prudencia, hija de Zeus y Metis, tiene como equivalente romano a Minerva; ésta era una diosa itálica –quizás etrusca y con influencia griega entre los etruscos- de la artesanía; forma parte de la Triada Capitolina clásica romana con Júpiter y Juno.

Estatua de Atenea/Minerva en los Museos Capitolinos, Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

Apolo, del griego πόλλων, dios de la medicina, la música, las artes y el sol, hijo de Zeus y Leto y hermano gemelo de Artemisa, es el único de los dioses griegos que no tiene equivalente romano, por lo que también se le llama Apolo.

Estatua de Apolo conocido como Apolo de Belvedere. Museos Vaticanos, Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 30/12/2004)

 

 

 

Artemisa o Ártemis, del griego ρτεμις, diosa de la caza, la luna y la virginidad, hija de Zeus y Leto y gemela de Apolo, tiene como equivalente romano a Diana.

Estatua de Ártemis/Diana; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge.

 (Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

Hermes, del griego ρμς, dios de los mercaderes y ladrones y mensajero de los dioses, hijo de Zeus y la pléyade Maya, tiene como equivalente romano a Mercurio; es probable que este dios se introdujera en Roma como un dios nuevo, cuando por influencia griega se acogió el culto de Deméter y Dionisos vinculados a los dioses romanos Ceres y Liber, respectivamente.

Hermes con Dionisos niño, obra del escultor griego  Praxíteles; copia en el Museum of Classical Archaeology.  Cambridge.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 24/07/2007)

 

 

 

Dionisos o Baco, del griego Διόνυσος o Βάκχος, dios oriental del vino y del teatro, hijo de Zeus y Sémele; para algunos tiene como equivalente romano a Liber Pater, aunque fue adorado como Dionisos y Baco entre los romanos, aceptando su nombre griego y sin equivalencias a un dios romano; no obstante, sí es cierto que se le vinculó con Liber Pater.

Estatua de Dionisos/Baco en los Museos Capitolinos, Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

Por último, los romanos aceptaron y deificaron al héroe griego Heracles, del griego ρακλῆς, bajo el nombre de Hércules.

Estatua de bronce de Heracles/Hércules en los Museos Capitolinos de Roma.

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

La Tríada Capitolina, formada por Júpiter, Juno y Minerva, tenía un templo dedicado en la colina del Capitolio, siendo estos tres dioses y su templo símbolo de Roma, de manera que en todas las ciudades del imperio se erigió un templo dedicado a esta tríada.

 

 

 

No obstante, conviene decir que en muchos casos, la introducción de estos dioses griegos nos es conocida por la literatura y nos han sido transmitidos por los romanos en sus escritos artísticos, como las Metamorfosis de Ovidio, la Eneida de Virgilio, poemas de los grandes líricos, elegíacos y epigramáticos latinos, etc., por lo que resulta difícil saber qué opinaban los romanos de estos dioses adoptados, así como el grado de creencia y fe que en ellos se tenían.

 

 

 

 

 

FUENTES:

- CARCOPINO, Jerôme: La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio, Madrid, 1993

- ESPINÓS, Josefa et alii, Así vivían los romanos, Madrid, 1987

- HACQUARD, Georges: Guía de la Roma Antigua, Madrid, 2003

- PAOLI, Ugo Enrico: URBS.  La vida en la Roma Antigua, Barcelona, 1990