DEFINICIONES Y CONCEPTOS

 

english version

 

Mito, del griego μύθος, de acuerdo con Carlos García Gual, sería un relato que presenta una “historia” de tiempos pasados, conocida por muchos, a modo de “historias de la tribu” que viven “en el país de la memoria”.  Un mito suele tener un carácter dramático y ejemplar, de ahí que con frecuencia se mueva en el mundo del símbolo.  En el mito se narran hechos de interés excepcional para una comunidad ya que explican aspectos fundamentales de la vida social de la misma.  Con frecuencia esta narración implica sucesos maravillosos y ejemplares, por lo que es normal que en los mitos aparezcan dioses, héroes, animales fantásticos, etc., que normalmente actúan por encima de las posibilidades de la realidad natural.  El mito es un intento de explicación del por qué de las cosas y sus causas, es decir, es un intento de explicación racional del origen de los hechos, divinos y humanos, situándolos en tiempos inmemoriales.  Así, el origen de las cosas será un tema de gran predilección mitológica: las cosmogonías –orígenes del universo-, teogonías –orígenes de los dioses-, genealogías heroicas y fundacionales –origen de las familias de los primitivos héroes y primitivos fundadores de las ciudades o tribus-; en el otro lado de los temas encontramos lo relacionado con el final de la vida, lo escatológico, es decir, relatos sobre la muerte, al final de la vida y el más allá.  Por último, una temática muy usual en los mitos es la explicación de costumbres, usos, formas de vida y de actuar –mitos etiológicos, del griego ατία y λόγος (“que explica las causas”)- que, conforme se desarrolló en Grecia la filosofía y la lógica, perdieron su función explicativa.

 

Estatua de un centauro en los Museos Capitolinos de Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

Mitología, del griego μύθος y λόγος, en un principio tendría dos acepciones: colección de mitos y explicación de los mitos o ciencia que los estudios; en todo caso, la segunda acepción sólo es posible si previamente existe la primera.  La colección de mitos es algo propio de todos los pueblos, es decir, un acervo cultural formado por ese conjunto de narraciones y relatos pre-filosóficos o pre-lógicos donde se planteaba una explicación de todo, desde el origen hasta la muerte, desde la fundación de la tribu hasta aspectos cotidianos.  La segunda acepción es posterior y es el intento de explicación de qué significan esos mitos, una hermenéutica, una interpretación de su significado y simbolismo.

Religión, del latín religio, es un término de difícil traducción; ya en latín no está claro su significado, pues en ocasiones se considera que significa “escrúpulo religioso”, en otras “superstición” y en lo que se está en mayor acuerdo es en que significaría a la vez algo así como”obligación adquirida hacia los dioses, vínculo o escrúpulo religioso” de donde se derivaría la acepción “rendir culto a los dioses”, que sería la significación más cercana quizás a nuestro concepto de religión. A partir de aquí las definiciones de religión se han multiplicado y mediatizado en función de las distintas confesiones religiosas desde las que se hacen.  A nosotros, si se nos pidiera una definición de religión, diríamos y nos gusta pensar -y no queremos pecar de simplistas- que la religión es la creencia o fe en uno o varios entes que consideramos superiores a nosotros y que dan explicación a todo aquello que no podemos explicar racionalmente y que queda al margen de nuestra compresión cognitiva, especialmente en dos aspectos: en nuestro origen y en nuestro final (muerte). 

 

Estatua del emperador Octavio Augusto vestido como un Pontífice Máximo.

 Museo Nazionale Romano.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 31/12/2004)

 

 

 

Así, dentro de la cada religión cada pueblo ha dado forma, características, atributos, poderes, etc. a esos entes a los que solemos llamar divinidades o dioses; en conjunto y de forma válida para todas las confesiones religiosas en el concepto religión se englobarían creencias y fe en elementos/divinidades que explicarían todo lo que en un origen no se podía explicar lógicamente; también se englobaría dentro de la definición los ritos, sacrificios, ceremonias, festividades, sacerdocios, adivinación, oráculos, libros sagrados y dogmas, etc. como aspectos religiosos.

De las definiciones se puede deducir que en algún momento religión y mitología coinciden, por cuanto en un gran número de mitos intervienen divinidades y estas son utilizadas para explicar hechos.

 

Tumba-Mausoleo de Cecilia Metela en la vía Appia de Roma. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 29/12/2004)

 

 

 

 

 

FUENTES:

- CARCOPINO, Jerôme: La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio, Madrid, 1993

- ESPINÓS, Josefa et alii, Así vivían los romanos, Madrid, 1987

- GARCÍA GUAL, Carlos: La Mitología: Interpretaciones del Pensamiento Mítico, Barcelona, 1987

- GARDNER, Jane F.: Mitos Romanos, Madrid, 1995

- GRIMAL, Pierre: Diccionario de Mitología Griega y Romana, Barcelona, 1981

- HACQUARD, Georges: Guía de la Roma Antigua, Madrid, 2003

- PAOLI, Ugo Enrico: URBS.  La vida en la Roma Antigua, Barcelona, 1990