MUSEO PROVINCIAL DE ZARAGOZA

 

english version

 

Tiene su origen en la desamortización eclesiástica del siglo XIX, que afectó a los conventos y a las obras de arte en ellos contenidas.  Para la custodia y exposición de estas obras de arte se crearon en España los Museos Provinciales, entre ellos el de Zaragoza.  La fecha de su apertura al público data del año 1848, aunque ya desde 1835 dos comisiones –la Comisión Artística de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis y la Comisión Científica y Artística de la Provincia de Zaragoza- llevaron a cabo los trabajos que conducirían a su apertura y fundación.

 

Fachada del Museo Provincial de Zaragoza (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

Tras ocupar distintas sedes, desde 1910 ocupa un edificio modernista, obra de Ricardo Magdalena y Julio Bravo, que fue construido para albergar la Exposición Hispano-Francesa de 1909 que conmemoraba el primer centenario de los Sitios de Zaragoza, en la llamada Plaza de los Sitios de la capital aragonesa.  El edificio de ladrillo y hierro fundido sigue en su patio cuadrangular la estructura renacentista del patio de la Casa de los Zaporta.  Tras la exposición, se trasladaron al edificio las obras de arte, donde, tras ampliaciones, permanecen hasta la actualidad.

En el edificio de la Plaza de los Sitios se conserva la colección de Bellas Artes y de Antigüedad, mientras que la sección de Etnología y Ciencias Naturales se encuentra en un edificio en el Parque Grande de Zaragoza; también pertenece al Museo Provincial de Zaragoza la instalación museística de la Colonia Celsa, en Velilla de Ebro.

 

8-

Patio interior del Museo Provincial de Zaragoza (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

Dentro de la sección de Antigüedad centenares de piezas de época romana se exhiben en diferentes salas.  Estas piezas pertenecen a todos los ámbitos de la vida romana: mosaicos y murales decorativos de domus y villae, estatuas públicas y privadas, ajuares domésticos con objetos de todo tipo y de toda clase de utilidades (vasijas, ungüentarios de cristal, platos, pendientes, peines, lámparas y lucernas, mobiliario, etc.), inscripciones públicas y privadas, bronces con leyes, monedas de distintas épocas, procedencias y valores.

 

Retrato de Augusto en carneola -ágata roja-  hallado en Turiaso -Tarazona- (16 cms. altura; datación 98-117 d.C.).  El busto se realizó sobre otro anterior de Domiciano o Nerva, alterando los detalles del peinado y del rostro.   Museo Provincial de Zaragoza

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

Las piezas arqueológicas expuestas proceden en un alto porcentaje de la provincia de Zaragoza, destacando los hallazgos de la propia capital Caesar Augusta, a los que se añaden los de otras zonas de la provincia como Fuentes de Ebro, Celsa, La Almunia de Doña Godina, Botorrita, Borja, Uncastillo, etc.  Además, hay secciones dedicadas al municipio romano de Turiaso (hoy Tarazona); lo relativo a la Colonia Celsa (cerca de Velilla de Ebro) se encuentra en la instalación museística distinta que se encuentra en esta localidad zaragozana; también destacan la colección de mosaicos procedentes de la Villa Fortunatus de Fraga (Huesca).

 

 

Dos mosaicos del calendario agrícola de la Villa Fortunatus (Fraga, Huesca):  el caballo que evoca los juegos y el cardo comestible como símbolos de septiembre y el oso y el madroño, evocadores de la naturaleza, como símbolos de noviembre.  Museo Provincial de Zaragoza (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

Por último, en el patio se pueden contemplar copias de famosas estatuas clásicas.

 

Museo Provincial de Zaragoza (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

 

 

 

 

FUENTES:

- AA. VV.: Museo de Zaragoza.  Guía, Zaragoza, 2003

 

PIEZAS DEL MUSEO PROVINCIAL DE ZARAGOZA

Municipium Turiaso

Una sección del Museo Provincial de Zaragoza está dedicada a los hallazgos arqueológicos producidos en Turiaso.

En el número 21 de la Avenida de Navarra de Tarazona, junto a río Queiles, se encontraron los restos de un balneario sagrado dedicado en un principio a Silbis (siglo I a. C.), una diosa indígena identificada con una especie de ninfa protectora de las aguas que aparece en las monedas de la ciudad, y después a su equivalente romana Salus (siglo I d. C.), divinidad romana de la salud y de la curación, para finalmente ser dedicado a Minerva Médica (siglo II d. C.).  Este santuario fue utilizado hasta su destrucción en el año 284 d. C.  Se cree que el emperador Augusto se trató de algunas de sus dolencias en este balneario.

Del conjunto del balneario se ha conservado la zona de almacenamiento en un lacus y una fuente en forma de piscina con forma de cruz, donde se hacían las ofrendas, así como los restos del hypocaustum de una estancia cálida.

Entre las ofrendas de la fuente se han encontrado estatuillas de terracota de hombres y mujeres, exvotos de miembros de cuerpos humanos, monedas, vasos, lucernas, instrumental médico, cuernos de ciervos para hacer medicamentos y recipientes para éstos.  En dicha fuente también se encontró la cabeza de Minerva Médica, a quien estaba dedicado el santuario desde el siglo II d. C., y la cabeza en sardónice de Augusto que sería una ofrenda por la curación de las graves fluxiones de hígado que el emperador sufrió cuando regresaba de las Guerras Cántabras a Tarraco en el 26 a. C.

 

Reconstrucción del balneario de Silbis/Salus/Minerva Médica, procedente de los paneles del Museo Provincial de Zaragoza. (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

Estatuillas de terracota de hombres y mujeres dedicadas a la diosa del balneario.  Museo Provincial de Zaragoza.   (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

La cabeza de Minerva Médica mide 0,35 x 0,26 metros y está realizada en mármol de Carrara (Italia).  La cabeza muestra un rebaje en la frente y perforaciones laterales que servirían para apoyar y sujetar un casco metálico de tipo corintio.  El mentón fue arreglado ya en la antigüedad, pero dicho arreglo se perdió.  El peinado es un moño recogido en la parte de atrás de la cabeza y el cabello aparece trabajado sólo en las partes que eran visibles fuera del casco, las sienes.  La imagen muestra un aire idealizado acorde con los modelos escultóricos helenísticos y con la cabeza ligeramente girada hacia la izquierda.

Reconstrucción de la estatua de Minerva Médica, procedente de los paneles del Museo Provincial de Zaragoza. (Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

 

Busto de Minerva Médica.  Museo Provincial de Zaragoza.

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

La cabeza de Augusto en carneola o sardónice (calcedonia rojiza, es decir, un tipo de piedra semipreciosa procedente de Oriente o India que es cuarzo criptocristalino traslúcido y no bandeado) es un busto que formaba parte de una estatua quizás de metal precioso o pórfido rojo.  La cabeza se hizo sobre un busto anterior del emperador Domiciano (o Nerva), modificando los detalles del rostro y del peinado.  La modificación debió de producirse en época del emperador Trajano.  El retrato, de 16 cms. de altura es una de las piezas más significativas de este estilo en toda Hispania.

 

Busto de Augusto.  Museo Provincial de Zaragoza.

(Fotos: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

ARCA FERRATA (s. I d. C.)

procedente de Municipium Turiaso (Tarazona, Zaragoza).

 

Arcón de madera de forma prismática con cuatro patas -0,95 m. de ancho x 0,89 m. de alto-; tachonado por completo con clavos de hierro, en su frente está recubierto de placas –crustae- de bronce con figuras de dioses: primer nivel con tres placas rectangulares con decoración nielada y flanqueadas por dos rostros de Eros; segundo nivel tres figuras de Apolo, Abundancia y Mercurio; tercer nivel con dos placas estrechas y alargadas con decoración nielada; cuarto nivel, tres figuras, Eros en el centro y Silenos en los extremos.  

Museo Provincial de Zaragoza

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

Ver Mobiliario de las viviendas romanas

 

MONEDAS DE TURIASO

 

Por último, citar la colección de monedas del museo dentro de la cual encontramos numerosas monedas de Turiaso, con la imagen de Silbis, con jinete de tipo ibérico, etc.

Reproducción de un as hispano latino de Turiaso con busto de la ninfa Silbis, procedente de AA. VV.: Museo de Zaragoza.  Guía, Zaragoza, 2003

Monedas de Turiaso

Museo Provincial de Zaragoza.

(Fotos: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

     

Otras piezas del Museo

 

 

 

MILIARIO DE SORA (32 d. C.)

procedente de los montes de Sora, cerca de Castejón de Valdejasa (Zaragoza)

 

TRICLINIUM (mediados del s. I d. C.)

procedente de Caesar Augusta (Zaragoza).

 

Reconstrucción del triclinium de la domus de la calle Añón con su correspondiente mobiliario.  Mural y mosaico son originales.  Ofrece pintura mural y techo del llamado IV estilo.  El pavimento está hecho en opus signinum con un emblema central con teselas y policromía.  Las dimensiones del triclinium serían 6,60 metros de largo x 5.50 de ancho x 3,50 metros de alto.  De la domus se conserva el atrio y ocho dependencias abiertas al mismo.  Las paredes se dividían en dos zonas: abajo el zócalo sin rodapié imitando granito de color gris azulado y blanco, mientras que el resto de la pared ofrece alternancia de paneles e interpaneles, en vivos colores y enmarcados por bandas de color y orlas en negro, azul y negro.  La pared se remata con cornisa de estuco y molduras simples.  Los interpaneles ofrecen columnas de orden corintio estriadas y con basa sobre fondo negro.  En los paneles del fondo aparecen motivos animados: dos amores volantes que sujetan el rayo de Júpiter en el centro y un genio alado con tirso a la derecha.

 

Museo Provincial de Zaragoza.

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

Ver Mobiliario de las viviendas romanas

 

Este miliario se encontraba en la calzada romana que comunicaba Caesar Augusta (Zaragoza) con Pompaelo (Pamplona) en la milla XXVI o XXVII del recorrido (38 kms. desde Zaragoza); esta calzada fue trazada por el emperador Augusto con sus legiones VI Victrix y X Gemina para asegurar una rápida comunicación con el valle del Ebro y Cantabria. El miliario está datado en el año 32 d. C:, lo que demuestra la intervención del emperador Tiberio en la calzada.  El texto dice:  TIBERIUS CAESAR DIV(I) AUG(USTI) F(ILIUS), DIV(I) IULI N(EPOS), AUGUSTUS, PONTIFEX MAXIMUS, CO(N)S(UL) V, IMPERATOR VIII, TRIBUNICIA POTESTAS XXXIV, MILIA XXVI- (TRADUCCIÓN: "Tiberio César Augusto, hijo del divino Augusto, nieto del divino Julio, Pontífice Máximo, Cónsul por quinta vez, Emperador por octava vez, habiendo obtenido la Potestad Tribunicia por trigésimo cuarta vez,  milla XXVI(I)").

Museo Provincial de Zaragoza

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

Ver  las calzadas romanas

MOSAICOS ROMANOS (segunda mitad del siglo IV d. C.)

procedente de la Villa Fortunatus (Fraga, Huesca).

 

En la Villa Fortunatos se encontraron varios mosaicos en opus tessellatum polícromos.  El mosaico completo que se encontraba en el corredor sur del peristilo de la villa  mostraba doce emblemas (54 x 58 cms cada uno) correspondientes a un calendario con animales y plantas según las estaciones del año.

 

En otra parte de la villa se encontró el mosaico de Psique y Eros (3,20 x 2,75 m) usado como pavimento para una estancia de la villa.  Con teselas polícromas y de vidrio se realizó otro mosaico (4,37 x 1,75 m) encontrado en la villa en la que aparece el nombre del dueño, Fortunatus, dividido por el símbolo cristiano del chrismon con alfa y omega y rodeado con una orla de roleo vegetal, con guirnaldas, plantas, frutos, animales, etc. (motivos profanos pero no discordantes con el mundo cristiano).

 

Por último, en la villa también se encontraron otros mosaicos: el de Venus y Eros (3,88 x 3,20 m) con motivos geométricos y vegetales encerrando la escena con Venus semidesnuda y Eros desnudo a su lado.  En otra estancia se encontró otro mosaico con motivos geométricos (3,10 x 2,06 m) donde tres orlas de trenzado doble, taqueado negro sobre blanco y trenzado triple, enmarcan dos octógonos tranzados que rodean un nudo de Salomon y una roseta de cuatro hojas, ambos emblemas militares..

 

 Museo Provincial de  Zaragoza.  (Fotos: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

MURAL ROMANO (época de Adriano, 114-138 d. C.)

procedente de Caesar Augusta (Zaragoza).

 

Fresco procedente de la pared norte de una habitación de gran tamaño y de funcionalidad desconocida perteneciente a una domus localizada bajo la actual calle de San Agustín, de la que sólo se conserva un tercio de la decoración; lo conservado muestra una división en dos partes:  un zócalo que imita al mármol veteado y una banda superior dividida en paneles donde se han encontrado dos bustos femeninos, quizás representaciones de las musas.

Museo Provincial de Zaragoza.

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)

MOSAICO ROMANO (finales siglo I o principios del s. II d. C.)

procedente de Caesar Augusta (Zaragoza).

 

Mosaico geométrico bícromo (blanco y negro) con una roseta de triángulos curvilíneos y con una roseta de seis pétalos en el centro; este tipo de detalles geométricos, que suponen un conocimiento del compás y de las matemáticas, parece ser que fueron copias de emblemas militares.  Dimensiones: 1,45 x 1,42 m.

  Museo Provincial de Zaragoza. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 03/01/2008)