LA ARQUITECTURA ROMANA

Texto: M.ª Carmen Calonge Moreno

(Licenciada en Historia del Arte y Profesora de Enseñanza Secundaria de Geografía e Historia )

 

 

     

2. URBANISMO ROMANO. EL FORO.

     

La ciudad en la civilización romana adquiere un valor predominante,  al tiempo que la sociedad y la economía son urbanas, de ahí el gran número de ciudades que fundaron.

 

- Las primeras ciudades del mundo romano son agrarias y se adaptan a la orografía sin un plan determinado, originando un entramado de calles denso, caótico, que se incendiaba con facilidad y que resistía mal las necesidades de una ciudad grande. Ej: Roma.

 

 

 

- En las ciudades nuevas, sin embargo, los romanos aplican un sistema predeterminado de ordenación del espacio, que cubra mejor las necesidades de la ciudad romana.

- En estos casos la ciudad constaba de un perímetro rectangular rodeado por una muralla abierta, en el centro de cada lado por una dividido por dos ejes principales: el cardum (eje longitudinal norte-sur) y el decumanum (eje transversal este-oeste), que simbolizaban el universo y dividían la ciudad en cuatro sectores. Éstos, a su vez, quizá por influencia griega, se subdividen en una serie de calles que se cruzan en ángulo recto, creando una retícula como el ya mencionado trazado hipodámico griego. Esta estructura se fragmentará para colocar los edificios públicos de la ciudad: teatro, templos, etc. Además, las casas, a un lado y otro de las calles no se adosan a la muralla, sino que crean un pasillo que servía para facilitar el acceso a la muralla (intervallum) en caso de peligro.

- En el cruce de cardum y decumanum solía situarse el foro: centro neurálgico de la ciudad venía a ser una adaptación de las ágoras griegas, por ello se construían como una gran plaza de reunión pública donde se levanta un templo y comercios alrededor. Cuando la ciudad evolucionó se añadieron monumentos conmemorativos, edificios institucionales, etc. En el caso concreto de la ciudad de Roma se multiplicaron los foros, llegando a haber hasta 17, de los cuales los más importantes fueron los de época de César (s. I a.C.) y Trajano (s.II d.C.).

- Este esquema hipodámico se adapta perfectamente a la mentalidad práctica romana, por los que no extraña que se aplicasen a los campamentos romanos y a las ciudades de ahí generadas, puesto que permitían gran rapidez en el desplazamiento en cualquier dirección.

- Ej: ciudad de Timgad (Argelia), Mérida y Zaragoza (España).

- En las ciudades viejas en las que se realizaba una transformación se aplicó también este sistema, pero ahora, con la intención de impresionar.

 

Vista del Foro Romano con el Capitolio al fondo.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

Vista del Foro Romano .  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

     

 3. TIPOLOGÍAS ARQUITECTÓNICAS.

     

3.1.ARQUITECTURA RELIGIOSA.

Quizás porque los grandes mitos griegos resultaban poco convincentes los romanos se acercaban más a los dioses particulares o incluso familiares. La religiosidad romana tiene, en cierto modo, carácter doméstico, más que público, la devoción pública se dirige al César.

     

TEMPLOS DE PLANTA RECTANGULAR.

Es el tipo más genérico de templos romanos. Tiene en el mundo romano una doble raíz: la influencia griega y la influencia etrusca, y será esta última la que lo haga diferente.

 

Templo de Portuno en el Foro Boario, Roma.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 27/12/2004)

     

- Se elevan sobre un alto podium en el que se abre una escalinata de acceso.

- Se reducen a una sola fachada

- Mayor profundidad de la pronaos.

- La naos suele dividirse en tres estancias en las que se adoran a los grandes dioses romanos Júpiter, Juno y Minerva (Tríada Capitolina), de influencia etrusca.

- Suprimen el peristilo, espacio o pasillo entre los muros de la cella y las columnas, por los que obtendremos templos pseudoperípteros.

 

Templo romano en Nîmes -antigua Nemausus-, en Francia, conocido como la Maison Carrée -"Casa Cuadrada"-.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 14/08/2007)

     

TEMPLOS DE PLANTA CIRCULAR.

Responde a la idea de tholos griego. Es un templo monóptero de pequeñas dimensiones y sin problemas técnicos ya que su cubierta suele ser de madera. Su función es la de mantener el culto a Vesta.

 

Templo circular dedicado a  Hércules Vencedor en el Forum Holitorium de Roma.  

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 27/12/2004)

 

 

 

EL PANTEÓN de Agripa.

 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 27/12/2004)

     

 3.2.ARQUITECTURA CIVIL

 

 

     

 LA BASÍLICA. El término proviene del griego βασιλεύς (basileus "rey") y en este sentido la στοά βασιλική (stoa basiliké) griega le sirvió de inspiración. Se trata de edificios utilizados como lugar de reunión, para las relaciones comerciales y para administrar justicia; la basílica realiza por tanto la función de foro cubierto.

Tipológicamente son espacios de planta rectangular que culmina en uno de sus extremos (lado corto del rectángulo) en una forma semicircular que llamaremos ábside y que se cubría con cúpula de cuarto de esfera. El espacio rectangular quedará dividido por dos hileras de columnas generando tres naves (central y laterales) y se cubrirán generalmente con bóveda generalmente de medio cañón. Los pies de la basílica se dispondrían en el lado opuesto al ábside (basílica griega).

El anterior será el modelo formal aunque podemos encontrar complicaciones: doble ábside (en la cabecera y en los pies del rectángulo y favoreciendo que la entrada se desplace a uno de los laterales) y proliferación de naves (basílica oriental).

 

Nota: es el precedente, por el esquema de construcción y distribución de espacios, de la basílica cristiana.

 

Basílica de Majencio en los Foros Imperiales de Roma.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 27/12/2004)

 

 

 

LAS TERMAS: edificios de gran popularidad no ya por el aspecto higiénico, sino porque tienen la función de punto de reunión. Su origen se halla en la adaptación de los gimnasios y palestras griegos a un nuevos sistema de calefacción inventado en Campania: el hipocaustum, consistente en un doble suelo por el que discurría aire caliente, procedente a su vez de una habitación en la que se localiza un gran horno.

Desde el punto de vista funcional junto a la higiénica y relajantes propias del baño, las termas agrupan otras dependencias y lugares de recreo: bibliotecas, solariums, salas de ejercicio físico (palaestra)... destinados a la reunión y ocio de personas.

Tipológicamente son edificios extensos en superficie que presentan un complicado conjunto de dependencias diversas, aunque centrándonos en sus componentes higiénicos, distinguiremos las siguientes partes:

- Apodyterium o vestuario: que contaba incluso con taquillas.

- Caldarium: lugar de baño de agua caliente.

- Tepidarium: estancia de relax, donde el cuerpo se habituaba a una determinada temperatura.

- Frigidarium: estancia cubierta donde se encuentra la piscina de agua fría.

- Laconicum: baño seco (actual sauna) favorecido por el vapor de agua. Este paso es optativo e intercalable entre alguno de los pasos anteriores.

Son muy interesantes los sistemas de cubierta: bóveda de cañón, arista (especialmente del frigidarium de las termas de Caracalla cuyos empujes son contrarrestados por gruesos contrafuertes bajo los que corren las naves laterales, precedente de los arbotantes góticos.

 

Click aquí para obtener más información sobre las termas.

 

Piscina en las termas de Caracalla en Roma.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 29/12/2004)

 

Exterior de las termas de Diocleciano, actualmente Basílica de Sta. María de los Ángeles y de los Mártires  y Museo de las Termas (Roma).  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 31/12/2004)

 

 

 

EL TEATRO: en Roma hay dos tipos de espectáculos: los culturales y los sangrientos, que generaron diferentes edificios. En el primer caso se encuentra el teatro, que parte de la idea griega, igualmente con dos partes: donde se desarrolla la escena y donde se sitúa el público, pero encontraremos novedades:

- son exentos, sin aprovechar el declive de las laderas de las colinas, generados a partir de una infraestructura de machones que soportan arcos y bóvedas y que se multiplican en altura. Por esta infraestructura se disponen túneles y pasillos que favorecen el tránsito de los espectadores a ocupar sus puestos en las gradas o cavea (2), a través de unas puertas o accesos llamados vomitorios, y que favorecerán extraordinariamente la capacidad de desalojo. En este sentido, los accesos laterales (aditus maximi) (5) se convierten túneles abovedados. Este sistemas de bóvedas anulares carece de antecedentes en la historia.

- La cavea tiene forma semicircular y se divide radialmente a partir de unos pasillos que generan sectores llamados cunei. A su vez, la cavea también acusa una división horizontal a través de unas vallas (praecintiones) que la dividirán en tres partes: summa, media o ima cavea, y distribuirán al público según los grupos sociales.

- La orchestra (1) también es semicircular, puesto que el papel que despeña el coro es menor, con lo que se gana espacio para la escena

- El proskenion (6) decorado con papeles pintados en el mundo griego, sustituye aquellos por un fondo decorado con columnas, generando pisos y un destacando por su magnificiencia.

- Tras él encontramos jardines y peristilos para la distracción en los entreactos.

 

Click aquí para obtener más información sobre el teatro.

 

Exterior del Teatro de Marcelo (Roma). (Foto: Roberto Lérida Lafarga 27/12/2004)

Planta de un teatro romano según Vitruvio.

 

 

 

 EL ANFITEATRO: es una auténtica novedad romana, surge, como su nombre indica de la unión de dos teatros. Estaba destinado juegos y luchas, entre animales, personas o animales y personas.

Tipológicamente presenta dos partes:

- donde se desarrolla el espectáculo: presenta forma elíptica, sobre la que se sitúa la arena. En ella era normal que se dispusiera un foso o estanque lleno de agua para las batallas que en ocasiones eran en balsas (naumaquías), y en las que solían morir esclavos. También bajo la arena se disponían las cárceles donde se tenían encerrados a los animales.

- Donde se disponen los espectadores: es el graderío o cavea, y donde, como en el teatro, se repite la idea de arcos y cúpulas sobre machones y lo que conlleva y generan.

 

Click aquí para obtener más información sobre el anfiteatro.

 

Anfiteatro Flavio más conocido como Coliseo en Roma.  (Foto: Javier J. Boix Feced 01/08/2005)

 

 

 

 

 EL CIRCO: es una edificación destinada a las carreras de caballos, aunque también podían ser de carros (bigas y cuadrigas: de dos y cuatro caballos respectivamente). Sabemos que entre acto y acto salían cómicos a amenizar la estancia.

Tipológicamente se trata de una construcción muy alargada de forma elíptica, aunque recta o biselada en uno de sus tramos cortos, donde se ubican las cárceles o jaulas para los caballos y carros. En la arena se encuentra una división central (spina) con la misión de separar el espacio de ida y el de vuelta, y sobre la que hay estatuas, cuentavueltas...

El lugar destinado al público sigue la misma forma y también se llama cavea.

 

Click aquí para obtener más información sobre el circo.

 

Reconstrucción del Circo Máximo procedente de CONNOLLY, Peter y DODGE, Hazel: La Ciudad Antigua.  La vida en la Atenas y Roma clásicas, Madrid, 1998

 

     

 3.3.ARQUITECTURA CONMEMORATIVA.

Sirvió como elemento propagandístico de sus promotores, así como elemento de conmemoración de sus campañas victoriosas.

 

 

 

EL ARCO: son monumentos destinados a conmemorar el triunfo de un general victorioso. Al principio eran construcciones provisionales de madera que servían como ornamento triunfal a las tropas que tras campañas victoriosas volvían a Roma, pero con el tiempo se implanto la práctica de hacerlos permanentes y monumentales, sirviendo además de espacio idóneo para, a través de relieves, ilustrar las compañas y honores de sus promotores.

Tipológicamente:

- consta de un arco o arcos (1 o 3) de medio punto inserto en una estructura con decoración de tipo clásico: columnas, entablamento,... que sirven para albergar al arco.

- sobre ésta se dispone un bloque paralepipédico que puede tener un enmarque (atarja) con inscripciones que mediante lenguaje escrito facilitan datos sobre su construcción.

Esta estructura recibe pronto decoración en relieve que se dispone en los intercolumnios, así como en las enjutas y en el intradós del arco.

 

Click aquí para obtener más información sobre el triunfo militar.

 

Arco de Tito, en el Foro Romano.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

Arco de Septimio Severo, en el Foro Romano al pie del Capitolio. 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

 LA COLUMNA: también tuvo carácter propagandístico y recordatorio.

Tipológicamente es un monumento de grandes proporciones que consta de un podium cúbico, sobre el que se levanta una columna monumental de fuste liso sobre la que se dispone un registro en forma de banda en espiral, simulando un rolde. Sobre ella se situa la estatua del emperador. En el fuste en espiral se recogen bajorrelieves de carácter narrativo.

 

La Columna de Trajano en el Foro Romano.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

 

 

 

 3.4.ARQUITECTURA INGENIERIL U OBRAS PÚBLICAS.

La  ciudad romana exigía importantes obras de ingeniería que la mantuvieran comunicada, abastecida y limpia, heredando de los etruscos esta concepción. Fue en estas obras, de carácter fundamentalmente técnico, donde los romanos mostraron su carácter más práctico y sólo fueron posibles por el empleo de materiales nuevos, técnicas y recursos de construcción novedosos (arco). Además de pantanos, cloacas y puertos los romanos destacaron por  la construcción de calzadas, puentes y acueductos.

     

 LA CALZADA: favorecen la comunicación entre todos los lugares del Imperio. Se construían excavando el terreno sobre el que se iba a levantar, y, sobre esa estructura hueca y alisada se superponían cuatro capas de materiales: arena, grava, ripio y losa de piedra; la última de las cuales constituía la llamada summa crusta.

 

Click aquí para obtener más información sobre las calzadas.

 

Calzada romana entre Caesar Augusta y Pompaelo en el término de Castejón de Valdejasa (Zaragoza); en la foto pueden observarse las rodadas que los carruajes dejaron sobre la vía, convirtiéndose finalmente en auténticos surcos.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 10/11/2008)

 

 

 

 EL PUENTE: se construían cuando las vías habían de atravesar un río.

Tipológicamente constan de una serie de machones cuadrados de forma acuñada en su extremo inferior (tajamares) que sustentan una estructura curva a base de arcos de medio punto y de diferentes luces, y que sostienen la calzada en su parte superior. En las enjutas de los arcos se disponen unos vanos o aliviaderos para ofrecer menor resistencia al agua en caso de riada.

 

Click aquí para obtener más información sobre los puentes.

 

Puente Romano sobre el  río Jiloca cerca de Luco de Jiloca; detalle del lado de aguas arriba.

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 23/04/2008)

 

 

 

EL ACUEDUCTO: se construían para salvar los desniveles que el terreno pudiera presentar en el transporte del agua desde la fuente de origen a la ciudad (transporte que generalmente se realizaba a través de un cuidado sistema de canales excavados en el suelo).

Tipológicamente consta de dos partes:

- una estructura inferior formada a partir de la superposición de arcos que descansan en un soporte vertical.

- un canal o specus que discurre sobre lo anterior y transporta en agua.

 

Click aquí para obtener más información sobre los acueductos.

 

Acueducto-puente del Pont du Gard (Francia)

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 7/8/2007)

     

3.5.ARQUITECTURA DOMÉSTICA.

Cuando la vida urbana está muy desarrollada en una civilización es porque ésta ha alcanzado un grado de complejidad que se manifiesta en la gran diversidad de actividades existentes en la sociedad, entre cuyos miembros hay diferencias económicas y sociales importantes. Un símbolo de las mismas suele ser la vivienda que se ocupa. Por esta razón entre los romanos existieron diferentes tipos de casa, según la riqueza o pobreza de cada cual.

 

 

 

  LA DOMUS: es la vivienda unifamiliar. Los mejores ejemplos están en Pompeya, donde la domus era la residencia de los ciudadanos ricos que la ocupaban con su familia, aunque había casos en los que varias familias adquirían una casa y se repartían el espacio.

- El modelo primitivo es de origen etrusco: planta rectangular y de un solo piso en el que distinguimos tres zonas: la entrada, un cuerpo central abierto al aire y la luz –patio- y un jardín en la zona posterior. Las diversas dependencias interiores se destinan a un solo uso: comedor, dormitorio,... Es una construcción muy cerrada al exterior, sin apenas ventanas o si aparecen son pequeñas e irregulares.

- Este tipo de vivienda fue evolucionando con el tiempo y, sobre todo tras el contacto con la cultura griega, se amplió y tomó su forma definitiva: son casas de una sola planta, de forma rectangular, cerradas al exterior y organizadas a partir de un eje de simetría: la puerta principal, ostia o fauce, se abre a la calle y conduce a un corredor o vestíbulum que continua hasta el atrium; se trata de un gran patio rectangular o cuadrado con peristilo o pórtico, que rodea el espacio vacío con apertura en el techo –compluvium- inclinando hacia el interior, con el fin de que resbalara el agua de lluvia, que era recogida en una pila rectangular o implumvium -ubicada en el centro del atrium-, y que después pasaba a una cisterna subterránea. Originariamente el atrium era el lugar donde ardía el fuego y la familia trabajaba, comía y dormía. Posteriormente en el atrium se abrieron estancias con funciones específicas:

o El tablinum: habitación grande ubicada en la pared del atrio situada frente a la puerta, destinada al dueño de la casa

o Las cubicula: o dormitorios de los señores

o Estancias menores para guardar las imágenes de los antepasados o almacenes

- Tras el contacto con la cultura griega, la domus romana se amplió en su cuerpo posterior, hacia el que se desplazó la vida familiar con el añadido de un peristylum, jardín rodeado de un pórtico, a veces de dos pisos, sostenido por columnas y también rodeado por varias habitaciones.

Las habitaciones del servicio no solían tener lugar fijo y se ubicaban donde había espacios libres. La cocina solía ser muy pequeña, con un fogón de obra y un agujero para la salida de humos, pues no había ni chimenea mi tiro. Próximos a ella estaban los retretes y el baño.

Las únicas estancias que se abrían directamente a la calle eran las tabernae. Las destinadas a tienda tenían un mostrador de obra a la entrada y en la parte posterior una trastienda. Solía haber además, un entresuelo que dividía en dos huecos el espacio de la taberna: la parte superior era las pergulae –galerías- y servían de vivienda a gente muy pobre.

 

Click aquí para obtener más información sobre las domus.

 

Planta de una domus típica según PAOLI, Ugo Enrico: URBS.  La vida en la Roma Antigua, Barcelona, 1990

 

Reconstrucción del triclinium de la domus de la calle Añón (s. I d. C.), procedente de Caesar Augusta.  Museo Provincial de Zaragoza.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 3/1/2008)

 

Cubiculum -dormitorio- de la domus 2 de la insula I de Bilbilis, fechado en el año 50 d. C. 

Museo de Calatayud.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 16/03/2008)

 

 

 

 LAS INSULAE: es la vivienda plurifamiliar. Sus orígenes están en la superpoblación, en la falta de espacio y en las duras condiciones económicas de vida en Roma. Eran edificios de hasta cinco pisos, con balcones y ventanas al exterior y cuyas dependencias interiores no tenían características especiales en cuanto a disposición o estructura y sus ocupantes las utilizaban según las necesidades familiares. Estas casas estrechas, poco confortables, carentes por lo general de agua corriente y retrete, tenían poca luz, y la mala calidad de sus materiales –todo el entramado de vigas era de madera- hacían que los incendios y hundimientos fueran frecuentes.

La mayoría eran de alquiler y en ella vivían las clases populares en condiciones bastante deficientes. La carencia de servicios hacía que por la noche se lanzasen por la ventana basuras y residuos de todas clases, con grave peligro para el peatón, como describiera Juvenal:

 

 “...Considera desde qué altura se precipita un tiesto para romperte la cabeza; lo frecuente es el caso de que desciendan de las ventanas vasijas, rajadas o rotas; cosa pesada que deja señal hasta en el empedrado. Eres, en verdad, un descuidado, un imprudente, si, cuando te invitan a cenar, acudes sin haber hecho testamento...”

 

Click aquí para obtener más información sobre las insulae.

 

 

Restos de una insula del siglo II d. C. en la colina del Capitolio, en Roma. 

Foto y reconstrucción procedentes de CONNOLLY, Peter y DODGE, Hazel: La Ciudad Antigua.  La vida en la Atenas y Roma clásicas, Madrid, 1998.

 

 

 

 LAS VILLAS: La villa de los romanos era una granja en una finca de explotación agrícola o fundus, y, a la vez, residencia familiar, una casa para descansar del ajetreo de la ciudad. Se situaban en el campo o a las afueras de la ciudad, en medio de los campos de labranza y/o con maravillosas vistas. Sus dimensiones y características dependían de la riqueza de sus propietarios, generalmente senadores y ricos hombres de negocios.

- Como granja dedicada a los trabajos propios del campo, tenía una serie de construcciones aptas para esta función. El conjunto de estas construcciones formaba la villa rustica.

- Como residencia del señor, podía estar formada por grandes edificios de pavimentos decorados con mosaicos y paredes con bellas pinturas, y cuidados jardines con fuentes y estatuas. Esta parte de la casa de campo formaba la villa urbana.

 

Click aquí para obtener más información sobre las villae.

 

Plano de la villa rustica de Boscoreale, cerca de Pompeya (Italia).  Plano procedente de PAOLI, Ugo Enrico: URBS.  La vida en la Roma Antigua, Barcelona, 1990

     

3.6. ARQUITECTURA FUNERARIA.

Hasta finales del s. II d.C. en Roma se practicaba la incineración de cadáveres. Era habitual que en el atrio de las casas se conservasen las cenizas junto a la efigie del difunto (influencia etrusca). Pero con el tiempo se generalizaron la necrópolis, que se ubicaban a las afueras de los muros de la ciudad próximas a las calzadas.

Con la entrada de corrientes religiosas orientales se cambia progresivamente la moda de la incineración por la de la inhumación, con lo que veremos la aparición del sarcófago.

Sarcófago con temática militar  en el Palazzo Massimo alle Terme (Roma).  

(Foto: Roberto Lérida Lafarga  21/03/2008)

     

Las formas que pueden adoptar los monumentos que acogen las cenizas de sus dueños son variadísimos en forma, según los medios económicos y la categoría social de sus dueños:

- cenizas en una urna en un columbario:

Urna funeraria.  Museo de las Termas de Roma.   (Foto: Roberto Lérida Lafarga 31/12/2004)

 

Columbario para depositar las urnas funerarias en las catacumbas de San Sebastián de Roma.

     

- tipo pirámide: como la Pirámide de Cayo Sestio un potentado contemporáneo a Augusto, Cayo Sestio, eligió hacia el año 15 a.C. una pirámide sepulcral que copia en pequeño de la egipcia del faraón Keops.

 

Pirámide de Cayo Sestio en  Roma.   (Foto: Roberto Lérida Lafarga 29/12/2004)

 

 

 

- túmulo circular: como la Torre de Cecilia Metella

La obra. Esta tumba fue edificada en época de Augusto, en los primeros años de siglo d. C. Se encuentra situada en la Vía Apia, entonces fuera de la ciudad de Roma, zona donde eran frecuentes los enterramientos y donde se encuentran las más conocidas catacumbas. Pertenecía a la patricia Cecilia Metella y es un enterramiento individual.

Análisis formal. Es un cilindro construido con sillares de piedra, a su vez apoyado sobre un cimiento de planta cuadrada, también de piedra. El muro está casi completamente desnudo salvo la decoración de bucráneos (cráneos de bueyes) y guirnaldas de flores que aluden a los sacrificios funerarios.

 

Tumba-Mausoleo de Cecilia Metela.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 29/12/2004)

     

 - tipo mausoleo: como el Mausoleo de Adriano. El emperador Adriano erigió en el otro lado del Tíber un gran mausoleo, construido para él mismo y sus sucesores (135 d.C.-139 d. C.), que en el siglo V se transformó en el castillo de Sant'Angelo.

Maqueta del Mausoleo de Adriano en el Castillo de Sant' Angelo (Roma). 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 30/12/2004)

 

El Mausoleo de Adriano en la actualidad como Castillo de Sant' Angelo (Roma). 

(Foto: Roberto Lérida Lafarga 30/12/2004)

     

- al pie de una columna:

 

La Columna de Trajano en el Foro Romano.  (Foto: Roberto Lérida Lafarga 28/12/2004)

     

- tipo templario:

 

Mausoleo de Fabara; enterramiento de tipo templario.  (Foto:  Roberto Lérida Lafarga 01/03/2008)

     

4. EL ESPACIO ARQUITECTÓNICO.

 

 

 

El hombre griego siente el espacio como algo exterior, porque concibe la arquitectura como volúmenes, como entidades escultóricas. En Roma aparece un nuevo concepto: el de la arquitectura como algo interno en la que el hombre se ve inmerso y que nace producto de una sociedad nueva, con unas estructuras sociales y políticas por un lado, y suntuosas por otro, pero de acusado carácter práctico, de manera que adopta elementos griegos, pero con un nuevo valor y gracias a los nuevos sistemas de construcción. Ahora el espacio será:

-  unitario: sin obstáculos visuales destacados.

-  acotado: ya que está delimitado con una enorme claridad.

     

5. FUNCIÓN Y SIGNIFICADO DE LA ARQUITECTURA ROMANA.

 

 

 

- Política: es la principal, pues Roma se servirá de ella como claro elemento propagandístico, pues es claro símbolo del poder de Roma frente a los demás pueblos y, por tanto, símbolo del poder del emperador. Así, la arquitectura romana es un medio que busca la consecución de un fin ajeno al mundo del arte.

- Utilitaria: adecua formas a las diferentes funciones que los edificios tienen según su utilidad.

- Religiosa: y en ocasiones cósmica, atribuible a los templos y particularmente al Panteón.